sábado, 22 de diciembre de 2007

Mensaje Navideño de Q T Cuento


A un día de haber nacido este espacio y a escasos días del 24 de Diciembre, fecha del nacimiento del Niño Dios, les escribo no solo con el fin de desearles que tengan una Felíz Navidad, sino también para invitarlos a la reflexión, a realizar un balance de cómo ha sido este año para nosotros en materia de logros, fracasos, errores y aciertos en los diversos ámbitos de nuestra vida, con el fin de afianzar esos logros y aciertos y corregir esos errores el próximo año, también les hago un llamado a la paz y a la reconciliación, a olvidar todo vestigio de rencor, sobre todo ahora que existe una enorme polarización política en el país de la que nadie es ajeno, de modo que el llamado es también a que nos aceptemos y nos respetemos todos como venezolanos y hermanos hijos de Dios que somos, independientemente de ideología, raza, clase social o credo. Así mismo, también los invito a recordar y encontrarnos con nuestros familiares y amigos, pero antes que nada con Dios y tratar de no dejar de hacerlo más nunca, este es el momento más oportuno. También es mi intención con este mensaje instarlos a forjarse metas para el próximo año porque eso es lo que le da sentido, en mi opinión, a cada año y a la vida misma; pero eso sí, les sugiero que sean metas que ustedes sepan que pueden cumplir, no esas metas que utópicamente nos establecemos algunas veces y al final no se cumplen. Sin ningún otro asunto al cual referirme, les deseo una Navidad y Un Año Nuevo Felíz.

Mis Saludos y Mi Cariño para ustedes

Eurídice Wagner

3 comentarios:

kareta dijo...

Hola!!!

Feliz Navidad!!!, ya veo que le estas agarrando el gustico a ésto.

:-D

P.D. para mejor lectura sería bueno que separaras los párrafos. Y ya cambié la url en la que no necesitas ponerle www, porque no lleva.

Eurídice Wagner dijo...

Gracias por la sugerencia, la tomaré en cuenta y la pondré en práctica

unocontodo dijo...

Muy cierto eso de las Metas...
Feliz Navidad y bienvenida a la Blogósfera criolla....

Seguidores